Educación y Salud

Educación y Salud


Nos encontramos con una película cuyo contenido se presta a distintas interpretaciones, y cometeríamos un error si nos limitásemos a etiquetar el producto cinematográfico con un solo adjetivo que condicionara de forma restrictiva las oportunidades de reflexión y discusión que nos presenta la historia de la joven MacGuff. Sin duda el personaje es divertido, trasgresor, ocurrente, vital, fresco, encantador…, aunque también podríamos decir que a veces es impulsivo, irresponsable, egoísta, manipulador… Este puede ser, sin duda, el retrato robot de una adolescente algo singular que, acaso, encuentre su complemento en otro personaje: el “deportista” Bleeker. La complementariedad de los dos jóvenes viene a ser un manifiesto a favor de la comunicación y el afecto, de ahí que la relación sexual entre ambos quede, finalmente, revestida de algo más que un remedio contra el aburrimiento.

Juno embarazada en el pasillo del institutoJuno busca una solución para lo que puede suponer la maternidad en la adolescencia. Algunos pueden pensar… “hay otras soluciones”, o bien, “apechuga con lo que has hecho rica”…, pero esa no es la cuestión, nos interesa más el proceso de maduración del personaje. Se trata de una obra de ficción, si el embarazo se hubiera interrumpido, sería otra película diferente volcada hacia el comportamiento ético y moral de la joven, en la línea del film de Cristian Mungiu “Cuatro meses, tres semanas y dos días” (2007). Sin embargo el atrevimiento de la guionista, que empuja a su personaje hacia una osada solución, es garantía de nuevas formas de reflexión sobre los comportamientos sociales y sexuales en la adolescencia, además de las relaciones de estos jóvenes con el mundo adulto que les rodea, todo esto aliñado con una buena dosis de humor que facilita la digestión de las imágenes. La propia autora del guión reflexiona así al respecto: 

“La película puede suscitar fuertes sentimientos acerca de lo que se plantea sobre el tema del embarazo en la adolescencia. Se puede ver como una película que celebra la vida y celebra el parto, o puede verse como una película acerca de una joven liberada que toma una opción para seguir estando liberada; o bien, puede verse como una especie de retorcida historia de amor, una meditación sobre la madurez". 

personajes del póster mirandoY es que Juno es más que una película de una adolescente embarazada, es una cinta sobre la toma de decisiones, la sexualidad, los afectos, el amor, la comunicación, la familia, la hipocresía social, la amistad, la valentía, la madurez…

En la guía que hicimos sobre la película “Quiero ser como Beckham”, ya decíamos que es frecuente plantear una visión de la sexualidad centrada en los “riesgos” (rejuvenecimiento en la edad de iniciación de las relaciones eróticas; incremento del número de embarazos en la adolescencia, así como su interrupción voluntaria; riesgo de enfermedades de transmisión sexual, etc.), todo eso es importante y nos debe preocupar, pero sin llegar a reducir las relaciones afectivas y la sexualidad, a una simple evitación de los efectos no deseados en las propias relaciones, porque podemos olvidar que la citada sexualidad es algo más, es un derecho personal, una forma de relación y comunicación, la expresión de algunos de nuestros deseos. A partir de aquí podemos hablar de salud en nuestra dimensión afectiva y sexual. Eso es precisamente lo que busca nuestra protagonista, encontrarse bien consigo misma y con los demás.