Sexualmente Activa

Sexualmente activa

Juno hablando por teléfono“Tía, baja la voz, mi madre está dentro…, no sabe que somos sexualmente activas”, este comentario de Leah es el origen de una reflexión de Juno que ya se lo había planteado al responder por teléfono a las preguntas sobre su embarazo desde el Centro Mujeres de ahora. Mientras las imágenes nos muestran a una profesora poniendo un preservativo a un plátano, la joven MacGuff muestra su desagrado por esa expresión reiterada: “sexualmente activa”, -¿Qué significa eso? ¿Que me desactivaré algún día o es un estado permanente?- se interroga.

Para seguir añadiendo, sobre imágenes de los dos adolescentes en el sofá: “Supongo que Bleeker se activaría la noche que lo hicimos, y por eso ponía esa cara”. El sentido del humor se mantiene constante a lo largo de la cinta, sin desvirtuar la importancia de estas reflexiones. Porque es cierto que existe una doble percepción de esa activación o despertar sexual, mientras los adultos esperan que sea un síntoma evidente, manifiesto y observable desde el exterior, los adolescentes se esfuerzan por todo lo contrario porque lo consideran algo íntimo, dentro de su rol de aprendices de seres humanos. Por esa razón Juno no comprende la extensión del adjetivo “activas”, reiterado por su madrastra, y prefiere interpretarlo jocosamente como la “activación” de un mecanismo oculto, una especie de ignición del cohete instintivo y emocional que todos llevamos dentro. Suponemos que piensa acertadamente que la sexualidad permanece activa en cada uno de nosotros desde que nacemos y que ese eufemismo adulto se refiere al momento en el que un individuo mantiene relaciones eróticas y coitales con otro individuo.